REINVENTANDO LA ARGENTINA CONFORME AL NUEVO PARADIGMA 2:a parte

Estimados lectores:

Aquí sigue, como prometido, la segunda parte de mis SUGERENCIAS CONCRETAS Y URGENTES PARA EL PRESIDENTE NESTOR KIRCHNER, presentado en la Casa Rosada en Agosto de 2004, sin ni una sola palabra de reconocimiento, nunca.

Esto fue lo que escribí en 2004:
“PARA QUE LA HUMANIDAD SOBREVIVA A LARGO PLAZO CON SALUD hace falta una revolución de la agricultura. Sin embargo, la dirección que los medios de comunicación han favorecido últimamente es erronea y muy peligrosa. Está instigada por poderosos intereses creados de las multinacionales industrias petroquímicas, farmacéuticas-cosméticas y alimenticias todas estrechamente liadas entre ellas. Estas empresas tienen la ambición de no sólo enriquecerse a costa de los países en desarrollo, sino de establecer un control mundial absoluto sobre la producción de alimentos, medicamentos, energía etc. De hecho, la manipulación genética NO es el camino, ni para evitar el hambre en el mundo, ni para solucionar problemas de salud. Todo lo contrario, la ingeniería genética constituye un gran peligro para el futuro de la humanidad y toda vida en el planeta. Nadie puede prever las consecuencias de una manipulación de los genes, pero sí: se puede constatar que los riesgos para que resulten catastróficos e irreversibles son enormes.

Ahora mismo, en este campo, existe una oportunidad singular para asumir una posición de liderazgo mundial a lo largo de las próximas décadas. El factor culminante es no caer en la trampa de complacer a Estados Unidos, ni mucho menos intentar imitarlos. En Europa, la gente ya está consciente de los peligros de la agricultura manipulada genéticamente, y la mayoría de los consumidores europeos elegirán productos naturales, si se les ofrece la elección, aunque tengan que pagar más por ellos. Lo mismo ocurrirá con toda probabilidad en Asia. Es cuestión de seguir educando a los consumidores, y de hacer resaltar la calidad superior, natural y saludable, de los productos argentinos. Una agricultura orgánica y biodinámica es la única sostenible a largo plazo sin efectos nefastos sobre la salud de humanos y ganado.

La Argentina todavía posee algunos de los requísitos más importantes para prestar competencia decisiva con productos naturales y saludables a la malsana agricultura química y artificial de los países desarrollados. Tendrá todos los agricultores del mundo de su lado, una vez que se den cuenta de lo que está en juego: Empresas como Monsanto proponen crear un monopolio mundial, obligando a todos los agricultores a comprar cada año nuevas semillas, ya que las especies que venden son intencionada-mente estériles, lo que reducirá la biodiversidad a unas pocas variedades artificiales producidas por las empresas globales y reducen a los tradicionalmente autónomos agricultores a siervos de las multinacionales. NO lo que los argentinos quieren.

Al contrario de la opinión convencional del paradigma materialista, tan corta de previsión, la agricultura necesita VOLVER A CONDICIONES NATURALES PARA poder rendir productos de CALIDAD A LARGO PLAZO, lo que a su vez es una condición para una buena salud de los seres humanos. Hay que discontinuar inmediatamente todo uso de insecticidas, herbicidas y fertilizantes tóxicos, y volver a usar abono orgánico y métodos naturales para controlar insectos y hierbajos. No es que falten estos métodos, ni que sean ineficaces; la única razón por su escaso uso es ignorancia, promovida por la indústria multinacional que ha llegado a dominar la agricultura con falsas e interesadas referencias “científicas”. En las últimas décadas, la agricultura orgánica y biodinámica ha podido demostrar que puede ser más eficaz que la agricultura química, y que sus productos son muy superiores, tanto en sabor como en calidad nutritiva, a los de la agricultura industrial. En Findhorn en Escocia hace ya 30 años que se demostró el poder y el potencial sorprendente de la agricultura biodinámica. Además, la agricultura química está empobreciendo y enfermando la tierra de manera desastrosa a largo plazo.

LA EDUCACION es sin duda el sector más importante de todos para el feliz desarrollo de un país, porque forma LA BASE DEL FUTURO. Cualquier población que carece de una buena educación, está condenada a sufrir pobreza, mala salud, inseguridad social y miseria general. El hecho que la educación existente en cada momento determina directamente las condiciones de sustento de toda una generación de la población (es decir tendrá determinantes efectos futuros que persistirán durante medio siglo o más) la convierte en la primerísima prioridad de cada mandatario nacional con un mínimo de inteligencia, visión y responsabilidad.

Sin embargo, el nuevo paradigma además exige una EDUCACION TRANSFORMADA, una educación holística que no hace memorizar hechos y verdades aislados del pasado, sino enseña como buscar, manejar, combinar e integrar con creatividad y responsabilidad todos los aspectos de la información del futuro. La nueva educación no termina nunca, sino sigue evolucionando de por vida. Además dependerá mucho menos que la enseñanza tradicional, de la presencia física en ciertos lugares y en horarios predeterminados, tanto de los profesores como de los alumnos. Para lograr este reto hará falta un cambio radical de visión, una expansión de los objetos de la educación, y una transformación tanto de su contenido como de su manera de suministro. La clave para un futuro expansivo, pudiente y opulento para un país – todavía más que conocimientos y habilidad – es INNOVACION Y CREATIVIDAD, algo que nunca se ha enseñado en las instituciones tradicionales, más bien lo contrario.

Entre lo más importante para un futuro expansivo y a la vez sustentable, es el ACCESO A ENERGÍA BARATA, ABUNDANTE Y RENOVABLE. Debido a que se ha permitido que intereses particulares determinen la política energética del mundo durante más de un siglo atrás, las tecnologías para producir energía limpia, barata y renovable, que existen desde hace mucho tiempo, han sido suprimidos, porque introducirlas hubiera acabado con los beneficios establecidos de la industria petrolífera. Ahora ha llegado el tiempo de lanzar los varios métodos ya probados para producir energía limpia y renovable. La dependencia del petroleo no sólo causa graves trastornos económicos a nivel global, provocando además guerras, muerte y destrucción, sino el medio-ambiente del planeta ya no aguanta más polución de combustibles fósiles.

El país que ahora asume una posición de liderazgo en el campo de energía renovable, tendrá una enorme ventaja a todos los países que, por obvias razones, demoran esta transición inevitable. La Argentina tiene, por sus características, aquí una oportunidad fantástica de jugar un papel de vanguardia en materia de energías del futuro. Tanto el sol, como el agua, como el calor de la tierra, como los vientos, podrán jugar un papel importante en esta tarea. Sin embargo, lo más prometedor de todo podría ser una nueva tecnología para extraer energía illimitada del campo magnético de la tierra, o incluso del llamado “Zero Point Field”. Son tecnologías tope que hasta ahora han sido efectivamente suprimidas, tanto por intereses creados como por motivos militares-estratégicos, pero que ya no se podrán suprimir más. Debido a esta supresión generalizada en otros países, es probable que será fácil atraer a los mejores científicos en la materia, para que desenvuelvan su trabajo en la Argentina dando así al país una ventaja gigantesca.”

Si en aquel momento clave los Kirchner hubieran hecho caso a por lo menos algunos aspectos de mis propuestas, no sólo la Argentina sino el mundo entero podría haber lucido hoy un perfil diferente, y bastante más esperanzado, cara al futuro.

En mi próximo blog tendrán la última parte de mis sugerencias para un proyecto de estado de la Argentina conforme al paradigma emergente.

¡Espero sus comentarios!

Hasta la próxima

Dr. Jens

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *